volver a la pagina de inicio

TRASTORNOS DEL HABLA

Trastornos de la articulación:

1.- Dislalia:

La dislalia consiste en una dificultad en la correcta articulación de los fonemas o grupos de fonemas y es uno de los trastornos más frecuentes de las patologías del lenguaje.

Dado que en muchos casos la dislalia puede ser diagnosticada en edad escolar, cabe destacar que la reeducación es muy positiva, ya que no es un trastorno de gravedad, y por ello es recomendable recibir un tratamiento precoz, para evitar consecuencias negativas en el desarrollo tanto social como escolar.

Hasta los cuatro años de edad se considera que las dislalias son evolutivas, debido a la inmadurez de sistema nervioso para realizar los movimientos orobucofaciales que producen los distintos fonemas. Este tipo de dislalias deben ir desapareciendo espontáneamente, aunque, transcurridos los cuatro años, si persisten estos errores de articulación, se debe intervenir logopédicamente.

En ocasiones, estos errores de articulación aparecen por una deficiencia auditiva, por lo que recibe el nombre de dislalia audiógena. En estos casos se produce una confusión de fonemas debido a la dificultad de discriminación fonética.

2.- Disglosia:

Se denomina disglosia a la incorrecta articulación de los fonemas causada por una malformación de las estructuras orofaciales (dientes, labios, nariz, mandibula, lengua y paladar). También recibe el nombre de "dislalia orgánica".

Las causas de las disglosias pueden ser varias, localizandose la lesión en uno o varios órganos implicados en el habla. Algunos ejemplos son: malformaciones craneoencefálicas, trastornos del crecimiento, traumatismos, parálisis periféricas, anomalías adquiridas de las lesiones en la estructura orofacial o de extirpaciones quirúrgicas...

3.- Disartria:

La disartria es un término que se da a la incorrecta articulación de los fonemas y que tiene un origen neurológico. La lesión se localiza en las zonas del sistema nervioso central, que gobiernan los músculos de los órganos fonatorios.

En cuanto a las características de las disartrias, podemos destacar:

I.- Hipertonía o hipotonía de los músculos de los órganos fonoarticuladores.

II.- Alteración en la respiración, fonación, resonancia, articulación y prosodia.

III.- Se producen omisiones, sustituciones, adiciones o distorsiones de uno o más fonemas, siendo los discursos ininteligibles.

Existe una insuficiente inervación de los órganos que intervienen en la emisión del habla, lo que conlleva trastornos en la pronunciación, desórdenes del ritmo a nivel respiratorio, de velocidad, de entonación y de aspecto léxico gramatical del lenguaje.

Las disartrias suelen ser secundarias a una parálisis cerebral infantil, a traumatismos cráneo-encefálicos, accidentes cerebro-vasculares, enfermedades metabólicas, tumores, enfermedades degenerativas del sistema nervioso central...

En muchos casos graves, es imposible articular los fonemas más simples del habla, lo que se conoce con el nombre de anartria.

Enlaces de interés

¿DÓNDE ESTAMOS?